Saltar al contenido

Permacultura en casa: ¿Se puede aplicar? Consejos y tips

octubre 11, 2020
permacultura en casa

La idea de cuidar el planeta es genial, pero aún mejor lo es saber que puedes aplicar la permacultura en casa. ¿Por qué? Pues porque no todos están listos para el cambio tan drástico.

Creo (y me incluyo) que todos estamos ya acostumbrados al estrés diario de transportarte al trabajo, de las preocupaciones cotidianas, más no a todos los cambios que tienen el cambiar nuestra vida a un ambiente campestre.

¿Se puede aplicar la permacultura en casa?

Ciertamente es imposible aplicar cada uno de los puntos de la permacultura encontrándonos en un ambiente urbano. No obstante, sí que es posible aplicar todos los principios de la agricultura de Holmgren y Mollison. También hay otros aspectos aplicables en los cuales podemos centrarnos sin perder la comodidad de nuestro hogar.

Esto es ideal si queremos hacer una transición absoluta a un ambiente sostenible.

Cómo hacer de nuestro hogar un ambiente sostenible

A continuación, veamos algunas estrategias útiles usadas en permacultura:

Aprovecha la energía solar

Aprovechar energía solar

Uno de los principios de la permacultura es el aprovechamiento de la energía, y una de las fuentes de energía más importantes de nuestro planeta es el sol.

Para aprovechar la energía solar sigue estos consejos:

  • Utiliza correctamente las horas de luz. Levántate temprano y acuéstate a las horas donde no hay luz solar. Evita el uso de energía eléctrica
  • Siempre que puedas, expón tus plantas a la luz solar. Sácalas cuando llueve para que tomen el agua de lluvia
  • Evita usar el calentador. Durante el día, pon un balde de agua en el sol o donde le pegue la luz solar para que esta se caliente lo suficiente.
  • Implementa paneles solares y baterías recargables para almacenar energía para iluminación y tareas básicas del hogar

Inicia un huerto

Los huertos en permacultura se pueden realizar en cualquier lugar, incluso si hablamos de un ambiente urbano. Puedes realizar mini huertos en el área más cercano a las ventanas del hogar o ir más allá y hacer un huerto en la azotea.

¡Seguro que algún vecino se une!

Aún mejor si tienes patio, ya que tienes mucho más espacio en casa.

Otra opción sería el cultivo vertical, el cual puedes lograr con un poco de esfuerzo y utilizando muy poco espacio de la casa. Recuerda aplicar siempre que puedas los principios de la permacultura, como por ejemplo evitar el uso de químicos en tus huertos.

No tienes que preocuparte por el olor, ya que si aplicas el vermicompostaje podrás tener plantas sin ningún tipo de mal olor.

Reutiliza recursos

En la permacultura la palabra desecho no existe. Por esta simple razón, cuando vayas a deshacerte de algo, piensa qué uso puedes darle dentro de un sistema permacultural.

Desde la reutilización de los desechos alimenticios para el compost hasta la aplicación del trash cooking. Sé creativo y evita los desperdicios en casa.

Y esto no solo se aplica a los alimentos, sino a todo tipo de recursos que tengas en el hogar.

Realiza bioconstrucciones

Este punto es quizás uno de los más complejos de todos los de la lista, y por eso creemos que debe ser opcional. ¿Por qué? Pues esto es porque las bioconstrucciones se realizan con materiales básicos como tierra, fango, madera o piedras.

Materiales complicados de encontrar en una ciudad y mucho más difíciles de tratar sin hacer un completo desastre en casa.

No obstante, si te animas, hay una gran cantidad de bioconstrucciones increíbles que podrás realizar fácilmente, y la mayoría con tutoriales gratuitos en YouTube.

Algunos youtubers incluso regalan los planos de construcción, lo cual no solo facilita todo, sino que además lo hace mucho más fiable.

Empieza a transportarte ecológicamente

Parece mentira, pero la temperatura cada vez incrementa más por los gases invernaderos producidos por las emisiones de CO2. Unos de los principales causantes son los vehículos.

Vamos, que es imposible dejar de usar coches actualmente. Un viaje en coche de una hora tomaría más de 4 a pie, pero sí podemos buscar alternativas. Veamos algunas:

  • Siempre que puedas utiliza un coche compartido familiar o con vecinos
  • Evita el uso del coche a menos que se trate de una ruta demasiado larga
  • Haz uso de la bicicleta, bici eléctrica o incluso el patinete eléctrico para ir a trabajar si la distancia es menor a unos 15 minutos en coche
  • Utiliza el autobús

Evita el uso de gas propano o natural

En España el gas natural está en casi todos los hogares para cocinar. Si bien se trata de un recurso bastante amigable con el medio ambiente, siempre podemos ayudar aún más evitando el uso de estos gases y empezando a usar leña en el patio trasero para cocinar nuestros alimentos.